viernes, 15 de febrero de 2013

ILUMINADA!!!


Recientemente, una buena amiga me escribió para que le contestara una pregunta de esas que salen en los libros de autoayuda: “¿qué o cuál podíamos decir sus amistades, que era su propósito en la vida?”  Les juro que fue como si me hubiesen dado un corrientazo eléctrico.  En un segundo tuve un “flashback” que me llevó al tiempo en el que me la pasaba comprando libros de autoayuda, cogiendo cuanto curso de autosanación, asistiendo a grupos de apoyo y muchísimas cosas más relacionadas a estos temas.  Buscaba tratar de entender por qué  mi vida había sido tan complicada y difícil.  Buscaba tratar de “arreglar” en mí todo lo que encontraba “defectuoso” de acuerdo a todas las definiciones y tests que encontraba en los libros, manuales de los cursos y todo lo relacionado con el mejoramiento personal y emocional.  Era una forma de tratar de ser o hacerme feliz, de satisfacer mi inconformidad con la vida que me ha tocado vivir.

Reconozco que tantas lecturas, intercambios de ideas, escritos… ME AYUDARON de alguna forma. Sin embargo, un buen día me detuve en esa búsqueda interior. Sencillamente me cansé de jugar a la psicóloga conmigo misma –y que conste, que respeto profundamente ese campo disciplinario y a quienes lo practican, incluso también he recibido terapia psicológica en algunos momentos de mi vida que me fue de mucho bien-.  Fue un ALTO.  No recuerdo cómo ni cuándo fue.  Un buen día recogí todos los libros, manuales de cursos y cuanta parafernalia –incienzos, velas, estampitas de santos,…- que tenía en mi biblioteca, habitación y otros lugares de mi casa y ¡catapum! los eché a la basura.  Ese día también decidí que ya no volvía a hablar de la triste historia de una infancia y adolescencia difícil, de la familia disfuncional de la que provengo y de todas las adversidades que he afrontado con el pasar del tiempo. Dije ¡BASTA!  Me harté.  Ese mismo día me dije que se cerraba ese libro –no capítulo- de mi vida.  Quise comenzar de cero a partir de ese momento.  Decidí que viviría –a según-.  A según vinieran los días en lo sucesivo, pero sobre todo, que en cada uno de esos días iba a identificar las pequeñas cosas que me daban placer, alegría, felicidad en momentos, tal vez, segundos dados.  Mi nuevo libro de vida iba a recoger esos pequeños, ínfimos momentos o tal vez grandes momentos, que toda mi pesada carga de vida, me había hecho obviar durante muchos años.

Recuerdo que mientras anduve por la senda de “componerme a mí misma”, tenía muy claro que no buscaba culpables externos, pero así, de pronto, me di cuenta, de que al no haberlos, entonces cargaba yo con la culpa de todo lo que había vivido y que dicha carga, me hacía sentir tan infeliz, tan desdichada y en ocasiones hasta desgraciada.  Me percaté de que SÍ había culpables en mi historia. Gente que no hizo su labor, que la hizo a medias o que lo que le correspondía hacer bien, lo hizo mal y que yo había pagado “los platos rotos”.  La responsabilidad por los hechos acontecidos en mi vida, en muchísimas ocasiones era una responsabilidad COMPARTIDA.  Culpar a otros no me resolvía el problema, pero reconocer sus culpas, me hacía mirar los hechos de manera más objetiva, sincera y muy particularmente, con mucha mayor justicia para conmigo misma.

¡JUSTICIA! ¡Coño! Por fin empezaba a ser justa conmigo misma.  ¡Eso se me había pasado por alto! En mi afán por “arreglarme”, por arreglar todo lo que no estaba funcionando en mi vida,  ¡había obviado ser JUSTA! ¡Qué detallazo!

Entonces, me senté y con calma le escribí a mi amiga la respuesta a su pregunta, diciéndole:

            “En serio??? A estas alturas de la vida te andas haciendo estas preguntas???

Amiga, no quiero sonar sarcástica ni cínica, pero querida a estas alturas, la fuerza que nos mueve en la vida (al menos a mí) es la de DISFRUTAR PLENAMENTE TODO LO QUE PUEDA POR LO MUCHO QUE ME HE JODI'O EN ESTA VIDA!!!! Matarme estudiando, matarme trabajando, matarme criando muchachos, matarme rompiéndome la cabeza buscándome mil y una falta por no tener una pareja estable por muuuucho tiempo, matarme tratando de complacer a los demás sin saber bien que me complacía a mi o poniéndome la última en la fila...aguantando a una familia disfuncional que me hicieron, hacen y seguirán haciéndome la vida de cuadritos, aguantando a jefes ineptos o irresponsables porque tenía que buscar $$$ para pagar las deudas y mantener la familia cuando por mi gusto los hubiese mandado a todos AL CARAJO!!!  -Hubiese cogido mi cartera y me hubiese largado riéndome en sus caras mientras les decía: "ahí te dejo con mi trabajo sin hacer pa' que te jodas y sepas lo que yo valgo ahora que no voy a estar”-; aguantando cabronerías de pendejos a los que ni sé por qué les hice algún caso alguna vez; aguantándome los berrinches, pataletas y malascrianzas de unos hijos que a cierta edad fueron una pesadilla en mi vida -aunque siempre han sido mi mayor tesoro, sin duda-, es que nadie me preparo pa' bregar con eso de la adolescencia.

¡Ufff! ¿Quieres que siga dándote razones? o ¿ya entendiste por qué ya no ando rompiéndome la cabeza con los “fucking” autoanálisis ni libros de autoayuda? -que por cierto, cumplí con la cuota de lecturas que de ellos me tocaba hacer en esta vida-. ¿Entendiste por qué ya ni voy a grupos de apoyo, ni na, ni na? ... ¡no 'omb'e!!!!! Cuando se pasa de los cincuenta la palabra misma te lo deja saber -CIN cuenta- ya no se lleva ningún tipo de cuenta de nada de nada!!!! Ya me acepto tal cual soy y ya no trato de andar reparándome a mí misma o tratando de ser mejor persona, COÑO ya está bien, ¿no????

Ahora a vivir, que lo que me queda de vida, sea para el puro hedonismo, la vagancia y la felicidad de hacer lo que me de la real gana...

Mi respuesta para ti es… ¡mírate en mi ejemplo!!!! Que por algo eres y te considero una gran amiga!!!!  ¿Te conteste la pregunta????

¡Te quiero mucho!

Carmen”

19 comentarios:

  1. Eres mi Heroina, ke bonito

    ResponderEliminar
  2. Que bueno que mis paso contribuyen en tu caminar

    ResponderEliminar
  3. Waoooo!!!! Bravooooo!!!!!!!!Hasta p'al carajo mis cincuenta!!!!! a vivir de verdad!!ja,ja,ja,ja!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Solymar... a vivir que la vida son 3 dias como dicen mis amistades espanolas!!! OlE!!

      Eliminar
  4. Estoy conforme contigo al 100% a vivir que son 2 días, a disfrutar y dejar de sentirnos culpables y buscar los puntos sobres la i donde no los hay. Por cierto yo lo descubrí antes de los cincuenta, ahora tengo 54.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Antonia. Yo tambien lo hice poco antes de los cincuenta pero a esa edad, lo hice una afirmacion de vida! Abrazos de algodon.

      Eliminar
  5. Carmen pase lo que pase... no dejes de escribir y compartir lo que escribes. Es como si, en mi caso particular, me leyeras la mente y pudieras expresar lo que yo no puedo.
    Gracias
    MR

    ResponderEliminar
  6. Carmen pase lo que pase... no dejes de escribir y compartir lo que escribes. Es como si me leyeras la mente y expresaras lo que yo no puedo expresar.
    Gracias
    MR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mosha. Eso intento. Seguir contando como llevo esta vida con Fibromialgia, con altas, bajas pero siempre, SIEMPRE positiva y esperanzada! Gracias por leerme y por tus palabras de animo a continuar escribiendo. Abrazos de algodon!!!

      Eliminar
  7. No haber reparado que ya despues de los cincuenta se te cierran puertas pero se abre la luz a tu vida significa que he tenido una venda en los ojos!!! a vivir caramba!

    ResponderEliminar
  8. Y pensar que solo tu sabes lo que cargas...gracias por todos tus comentaros y a seguir viviendo de la mejor manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme y por dar tu opinion. Un abrazo de algodon!!!

      Eliminar
  9. Saludos Carmen. Tus escritos me encantan pues me identifico contigo como dice Mosha. "Casualmente" soy una de esas personas que se preguntan cual es mi proposito en esta vida. Pq con la fibromialgia se hace mas dificil ejecutar cosas que soñabas con llegar a ser. Aun no tengo cin-cuenta años. Tengo 43 y quizas me falta mucho por recorrer aunque a veces pienso que no hay mas nada que necesite hacer en esta vida. Pero es esos momentos que encuentro un escrito tuyo de "autoayuda" je,jee que me hacen volver a la realidad. Este en particular me encanto pq recien acababa de pasar por una situacion en mi trabajo y hubiese deseado con toda mi alma decirles "ahí te dejo con mi trabajo sin hacer pa' que te jodas y sepas lo que yo valgo ahora que no voy a estar”... Creeme que aun estoy pensando en hacerlos (broma). Tus vivencias nos ayudan a saber que no somos las unicas que nos sentimos asi, que hay gente que puede comprendernos... aunq solo sea con una pequeña narracion de tus VIVENCIAS. Gracias y muchos abrazos de algodon.

    ResponderEliminar
  10. Gracias querida Ely! Al leer tu comentario volvi a releer mi escrito y creeme que le volvi a encontrar mucho sentido a mis palabas, ahora, en este momento y lugar donde estoy y lo que ando viviendo. Muchas veces, asi pasa! Una lee algo escribe para unas circunstancias dadas y con el pasar del tiempo al volver a leerlo una le encuentra un nuevo sentido a las cosas.
    Tus palabras son "como lluvia de mayo" para continuar con esta cruzada personal que llevo de combatir, en la medida que pueda, todo lo que la Fibromialgia pretende hacer que "me pierda" de la vida. Pues NO. NO ME DA LA GANA!!! Asi vivo. En lucha continua, lucha diaria. Tus palabras me animan a seguir escribiendo, aunque mi cabeza ande sumida en el mundo de la confusion que me provoca la fibroniebla. NO IMPORTA! Me gusta escribir y por gente como tu, LO VOY A SEGUIR HACIENDO! Gracias otra vez por tus palabras y el animo que me dan para continuar esta jornada de seguir viviendo "a segun", pero seguir viviendo al fin y al cabo. Muchos abrazos de algodon y besos con sabor a Caribe, que es de donde provengo, del bello archipielago puertorriqueno.

    ResponderEliminar
  11. No podía ser una respuesta mejor....me has hecho pensar muchísimo a pesar de esta jaqueca persistente....gracias Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti Neushka por leerme. Recibe un abrazote de algodon!!

      Eliminar
  12. Gracias Carmen,
    nunca pensé en la Justicia para mi. Desde ahora, como también tengo
    CIN cuenta, simplemente seré justa conmigo misma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Carmen,
    nunca pensé en la Justicia para mi. Desde ahora, como también tengo
    CIN cuenta, simplemente seré justa conmigo misma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar